DISTANCIA SOCIAL

Las palabras del general

La propaganda de los cuerpos armados es desfilar. Cuando los ponen a hablar, como su naturaleza no es retórica, revelan, cantan la gallina. Para disimular lo están llamando error, pero ¿a partir de cuántos errores se puede hablar de horror?

Cuando dice el general Santiago, por ejemplo, que quieren reducir el «estrés social», ¿a qué se refiere? ¿Es el estrés un delito? A mí me producen estrés las cejas de Dr. Mabuse de Fernando Simón. pero no espero que hagan nada al respecto.

Todo son términos impropios.
Como «disciplina social», que también se usa. Añadir «social» es una forma de hacer pasar la obediencia, porque nadie admitiría (o quizás sí) que le impusieran una disciplina individual que no fuera la del monitor youtuber de las sentadillas.

Son improcedentes las palabras bulo, fake o desinformación. Significan mentira. Pero si se dice así, se podria reparar en el escándalo de que sólo Sánchez pueda mentir.

Ni siquiera lo de «minimizar el clima contrario al gobierno» es preciso. Gobierno no hay. No ha habido gobierno y así nos vemos. Hay Estado, y dentro está la Guardia Civil. Internet hace de campo antiguo, lorquiano, y los servidores son los olivares.

El general dice palabras que suenan a Marlaska. Es el Estado hablándonos con un lenguaje no legal sino político, de PSOE y Podemos, palabras aceptadas hasta ayer por todos menos por unos. Por eso, dejen de hacer aspavientos PP Cs y sus psitácidas, que con ellos no va.
Se trata de Vox en la medida en que hagan oposición. pues la oposición
se considera odio, homofobia, misoginia o desinformación. Oposición leal. intraconsenso, es validar como alarma un Estado de excepción y sonreir como Almeida.

Suena todo inapropiado. Tampoco «somos un equipo». Somos, si acaso, una nación. pero eso no disculpa trato tan viscoso. No formamos un todo. ¡Social distancing. mi general! No caben masajes «antiestrés», ni una monitorización que no sea de delitos. Vivimos una incómoda mezcla de distancia social (aislamiento) e intrusión estatal.

El aplauso que se dieron al final, autoaplauso, nuevo rito que une blindaje y narcisismo emotivo, es sencillamente para salir corriendo.
Si se pudiera, y si fueran a admitirnos en algún sitio.

ABC – 21 de Abril de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *